Los síntomas de diabetes tipo 2 y del síndrome metabólico

¿Cuáles son los síntomas de diabetes tipo 2 ?. Entre los tres tipos fundamentales de diabetes o sea la diabetes tipo1, la diabetes gestacional y la diabetes tipo 2, esta última es la más común, correspondiéndole entre el 90 y 95% de los afectados por esta dolencia.

Aunque la aparición de los síntomas de diabetes tipo 2 es más frecuente en personas mayores de 45 años, las estadísticas revelan que cada año es más frecuente el diagnóstico de ella en personas jóvenes y niños, asociada a factores como el sobrepeso y la obesidad y la inadecuada nutrición.

En una primera etapa los trastornos metabólicos de las personas con diabetes mellitus tipo 2 son heterogéneos, con diferentes características y niveles de afectación de la secreción y sensibilidad a la insulina y del correspondiente deterioro del control de la glicemia, por lo que no existe un patrón uniforme de desarrollo de la diabetes.

Entre los síntomas de diabetes tipo 2 se pueden destacar:

– Sensación de hambre constante
– Deseos de tomar agua muy frecuentemente
– Orinar muchas veces
– Visión borrosa
– Piel seca y picazón en algunas zonas
– Sentir cansancio
– En ocasiones se produce pérdida de peso
– Entumecimiento de las extremidades
– Infecciones frecuentes en el tractus urinario y en la vulva
– Demora en la curación de las heridas de la piel

diabetes-obesidad_0

La aparición de los síntomas por lo general es de forma lenta por eso es que la tendencia actual esté dirigida a la detección precoz de los síntomas de diabetes tipo 2 y al control de los trastornos de la glucemia, en función de identificar y corregir los múltiples trastornos metabólicos presentes en estas personas.

Esto ha determinado que se utilicen términos que describen estas alteraciones metabólicas como es el síndrome metabólico (SM), también reconocido como de insulinorresistencia, donde el común denominador está dado por la asociación de varios factores, como son, alteraciones en los lipidos, la hipertensión arterial y la hiperglucemia, todos ellos interrelacionados con el desarrollo ulterior de enfermedad cardiovascular y de los síntomas de diabetes tipo 2. El síndrome metabólico también es conocido como síndrome de Reaven y síndrome X.

Así las cosas en el 2005 la Federación Internacional de Diabetes (FID), después de arribar a un consenso internacional, incorporó la obesidad abdominal como un criterio esencial para la presencia de SM.

Normalmente los mecanismos fisiológicos de nuestro organismo funcionan de manera tal que algunas células de los órganos y tejidos que conforman nuestro organismo tienen la capacidad de recibir moléculas producidas en otras regiones del organismo.
Estas moléculas provenientes de diferentes lugares se acoplan a receptores específicos de las células entre estos existen algunos dedicados a que las moléculas de insulina encajen perfectamente, del mismo modo que una llave entra en una cerradura o una pieza de rompecabezas se engancha con otra.

Esto hace que las moléculas de insulina lleguen a los sitios especialmente diseñados y desatan eventos específicos de naturaleza química dentro de la célula. En algunos casos se modifica el número y estructura de estos sitios, lo que da lugar a que las moléculas de insulina pierden la capacidad de ser reconocidas, y por lo tanto, no se producen los eventos fisiológicos deseados al no poder encajar adecuadamente, mientras en otras ocasiones, el número de estos sitios receptores disminuye.

Es por ello que cuando el organismo no recibe la cantidad de insulina adecuada o que la insulina está incapacitada para efectuar estas funciones se afecta el funcionamiento en particular de las células de grasa, las musculares y el hígado.

Las personas que padecen de diabetes tipo 2 en una primera etapa mantienen la función secretora de las células beta del páncreas, y por lo tanto existe capacidad para la producción de insulina, pero se va afectando su funcionamiento y se va perdiendo la posibilidad de producir la insulina y por tanto se ve impedida de llegar a las células que la esperan.

La glucosa se acumula en la sangre y no llega a las células que la esperan para usarla como fuente de energía y poder desarrollar sus funciones normales, es considerada como hambre celular.

En otras ocasiones llega pero no se puede utilizar eficazmente porque se ha desarrollado la denominada resistencia a los efectos de la insulina: es decir, no se puede utilizar eficazmente. Por lo tanto la diabetes tipo 2 está causada por una combinación de resistencia a la insulina y deficiencia de dicha hormona.

Todo lo anterior provoca la aparición de los síntomas de diabetes tipo2 …

De todo lo anterior podemos concluir que cuando existen algunos de estos síntomas y factores de riesgo como los que describimos en el post sobre prevención de la diabetes, el consejo inmediato es que debes acudir a un médico para que te confirme si presentas un estado de prediabetes o diabetes y así poder rápidamente comenzar un estilo de vida más saludable y de esta forma adicionar días y calidad de vida a tu andar en el prodigioso camino de disfrutar y apreciar cada día de nuestra existencia.

Speak Your Mind

*